botones

01 diciembre, 2019

INTRIGAR


EL AGUIJÓN

 INTRIGAR

POR: ARTURO MOLINA

La acción política y el ejercicio del poder están salpicados por ingredientes perturbadores que son utilizados por seres insidiosos cuya conquista se basa en adulaciones hacia el gobernante, generando embrollos, esparciendo intricar a otros como arma para su subsistencia. Se convierten en astutos maquinadores a favor del mal cuando sus injurias son oídas por invidentes, dando paso a incriminar sistemáticamente diferentes situaciones en grado de incesto. Para colmo se sienten de esa forma insigne.

En la compleja crisis por la que atraviesa la sociedad venezolana son diversos los escenarios que se han presentado del lado de la alternativa democrática al  momento de direccionar estrategia que facilite la salida del actual sistema de gobierno colectivista, implementado por los llamados revolucionarios siglo XXI. La inserción del todo o nada  la quieren aplicar algunos actores políticos a toda costa. Es la incapacidad por entender el enredo existente. Medran en la injusticia y salpican de su hedor a quienes se les niegan a acompañar tales exabruptos. En la supuesta biografía de Claudio, singular emperador romano, Robert Graves, en “Yo Claudio”, hace cita de Tácito…”porque es lo cierto que toda transición de prominente importancia está envuelta en la duda y la oscuridad. Mientras unos tienen por hechos ciertos los rumores más precarios, otros convierten los hechos en falsedades”.

Así la situación en la alternativa democrática, se transita terreno escabroso, inundado de actores que a través del teclado pretenden satanizar la salida electoral. Olvidan esos actores que el referéndum que se le ganó al extinto presidente Chávez fue a base de resistencia, y aunque desde el régimen pretendieron dejar el proceso sin efecto rechazando las firmas recogidas por la disidencia para activar ese mecanismo democrático, se persistió en la recaudación de las mismas y al final el resultado favoreció a sus promotores. Ni con el C.N.E. a su favor pudieron detener la fuerza y determinación de los ciudadanos. Que posteriormente el cambio de estrategia del oficialismo también cambio la actitud de quienes gobernaban porque “los habían tomado en cuenta para sus reelecciones” es otra situación a debatir cuando llegue el momento.

Negar salida pacífica por capricho de algunos no es la apreciación del todo. Las personas quieren salir de la pesadilla. Han buscado alternativas y las mismas se han diseminado en corto tiempo porque no tienen sustento en el tiempo. Quienes entienden que la paz es el requisito para alcanzar gobernabilidad se preparan y organizan para ello. La decisión tiene que venir y se tendrá que soportar el látigo de los insolentes del teclado, pero al final del túnel, la luz va a irradiar a favor del sistema de libertades. Allí no hay cabida para quienes viven de la intriga.

ARTURO MOLINA
@jarturoms1


24 noviembre, 2019

PARÁSITOS Y PERVERSOS REVOLUCIONARIOS


EL AGUIJÓN

PARÁSITOS Y PERVERSOS REVOLUCIONARIOS

POR: ARTURO MOLINA

El mundo se mueve en medio de fantasías y aspiraciones incomprensibles por parte de seres humanos que subsisten en la bajeza como arma para alcanzar sus sueños. La caótica vida que llevan los ancla a desprestigiar al que trabaja, para aferrarse al dinero y poder por la vía fácil, y fortalecer lo ilegal por encima de lo legalmente establecido. Convocan reuniones secretas para brindar porque lograron crear la cizaña y perjudicar al otro. Son esa rareza de especie que se arrastra permanentemente y que en corto plazo pasa a ser el hazme reír de los ciudadanos. No encajan en grupo alguno porque todos los quieren fuera.

América Latina vive ese momento. Los liderazgos enfermizos se activan para manejar el doble discurso. Ante las cámaras y el micrófono asumen poses y expresan opiniones conciliatorias, pero en privado llaman a la destrucción, el saqueo y la ruina. Financian con grandes sumas de dinero el pago de personas para que promuevan el desorden y la confrontación. Se aferran en discursos ramplones para insertar la lucha de clases entre ricos y pobres, pero promueven la pobreza como estandarte para su accionar. Se disfrazan de progresistas para disimular su descomposición social. No saben de ética y moral porque no tienen formación ni sensibilidad humana. Trabajan de noche porque en el día se les ven las rayas por todos lados. Hay quienes dicen que las Cebras se quedaron cortas en su rayado. Atacan la política para evitar la organización y mediación social a favor del respeto y el reconocimiento.

Venezuela, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Nicaragua… han vivido esa enfermedad, pero lastimosamente el nicho podrido ha hecho de las suyas en Cuba, allí la metástasis subsiste y ha tomado energía con la implosión alcanzada en estos países, quienes han apoyado consciente e inconscientemente la locura que representan los castro y su camada de dirigentes menesterosos. Los ciudadanos pagan caro el haber aceptado la presencia en el poder de esos ruines personajes, quienes le someten para robar sus recursos, naturales, materiales y económicos, y pisar la dignidad y soberanía de los pobladores.

Los ciudadanos pensantes intentan agruparse y debatir la necesidad de proteger el sistema de libertades. La escaramuza que ha dejado la locura del militarismo y los comunistas a través de la historia comienza a ser considerada como la enfermedad de los siglos que debe ser extirpada. Su permanencia ha sido posible en países donde existe respeto a los derechos ciudadanos, pero abrazan la consideración para abusar y generar caos, discordia. El atentado, saqueo y ruinas a bienes públicos y privados por parte de los sediciosos parlanchines revolucionarios, parece estar llegando a su final al exceder los límites permitidos, y comienzan a ser vistos como simples parásitos y perversos revolucionarios.

ARTURO MOLINA
@JARTUROMS1
www.jarturomolina.blogspot.com

18 noviembre, 2019

LOS VAMOS A JODER


El AGUIJÓN 
LOS VAMOS A JODER
POR: ARTURO MOLINA 
 
La expresión viene del vice presidente del partido unido socialista de Venezuela (PSUV),  al referirse a la actividad de protesta realizada el día sábado 16 de noviembre 2019 por parte de la alternativa democrática, y surgen en consecuencia diversas interrogantes ¿Se puede joder más a un país y su gente?  ¿No les ha bastado con destruir el aparato productivo, generar desempleo, inflación, hambre y miseria a granel? ¿Todavía pretenden seguir destruyendo lo que ya es ceniza? ¿La diáspora les ha servido para la burla? ¿Ver a los ciudadanos comiendo de la basura les genera grandeza? ¿Se aferran a la arrogancia y prepotencia cómo excusa ante la ignorancia que representan? ¿La entrega a extranjeros de la explotación de la riqueza natural y daño al ambiente y el hábitat la aplauden según su miseria? 

Cada venezolano debe asumir su compromiso con lo que desea y quiere para el país. Esa es la vitrina para avanzar o retroceder. Los gobiernos extranjeros apoyarán según la condición ideológica o interés particular a los dirigentes en pugna por el poder. Así los que apuntalaban ayer a unos, al cambiar de gobernante el soporte se lo ofrecen al otro, demostración que el tablero internacional tiende también a la polarización, y la confrontación sigue en el ellos o nosotros. La radicalización alcanza tal inmadurez política que cualquier alianza con factor político condenado genera reacción inmediata de desprecio del bando opuesto, y de allí a sus seguidores en la multiplicación del mensaje. Cada quien destruye lo que el otro construye. Los factores intermedios son criminalizados y sus propuestas desechadas. 

Los ciudadanos venezolanos intentan canalizar sus energías a favor de mejorar las condiciones de vida que ofrece el régimen de los revolucionarios siglo XXI, pero se encuentran cercados por la desesperanza e insensatez emanados por los inmediatistas, quienes salen en cada acción emprendida para exigir cambios en la conducción del gobierno, a agregarle expectativas fuera del contexto, que calan en las personas producto de la crisis política-económica-social prolongada por la que se atraviesa, fortaleciendo al régimen y debilitando la disidencia. Los choques se ven incluso en las propias concentraciones, unos gritan babosadas y quienes toman el micrófono terminan largos discursos sin decir nada útil que aplaque los excesos.

La ausencia de orientación y organización política está haciendo estragos en la disidencia. Las convocatorias son resultado de ese escenario. Millones exigen cambio de gobierno. Capitalizar el descontento es obra de actores y estrategias direccionadas a captar la confianza y credibilidad de quienes se encuentran en duda y son presa fácil de la manipulación. El objetivo está claro, la metodología para alcanzarlo, no. Tal vez de esas menudencias nazcan expresiones como la señalada en el título del artículo: los vamos a joder.  Pero una cosa es querer y otra es poder. 

ARTURO MOLINA 
@jarturoms1 
www.jarturomolina.blogspot.com

10 noviembre, 2019

ALZHÉIMER


EL AGUIJÓN

ALZHÉIMER

POR: ARTURO MOLINA

Los venezolanos viven momentos de angustia las 24 horas redondeadas del día. Las flechas sin dirección se escurren con tal sobresalto que no se logra detectar su lugar de origen. El objetivo se diseminó para dar paso a la aventura. Las expectativas en el seno de la alternativa democrática, se transforman en elucubraciones y estás en llanto, risa, rabia, malestar, dolor y desorientación. Se acumulan falsas promesas para fortalecer lo banal. El debate se centra en la forma, y se desprecia el fondo, abrigando discusiones inútiles entre “lo mío es lo que sirve, lo suyo es entrega, colaboracionismo, disfraz”. La incertidumbre hace de las suyas en la memoria del ciudadano, vulnerándose la credibilidad de los dirigentes políticos y sus organizaciones partidistas, y con ello cualquier intento de salida política a la crisis generalizada, desde el acuerdo. La polarización política estremece el escenario, y después de aparecida es difícil erradicarla, y allí se afianza la anti política para nadar en aguas turbulentas.

En el seno de la Asamblea Nacional (AN) se avanza con el nombramiento del comité de postulaciones para el nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), y por arte de magia aparecen los destructores con  batería de descrédito a esa posibilidad. “No se puede aceptar que sean ellos quienes nombren ese órgano electoral, tienen que ser otros”. Son los mismos que años atrás decían que el “voto debía ser automatizado porque el voto manual servía para el fraude”. Ahora que es automatizado apuestan a favor del mantenimiento de la desgracia. Así lo hicieron con las parlamentarias del 2005, y siguen con el mismo discurso. Al final apuestan a que la era de la participación ciudadana termine, para hacerse del poder por la vía de la dedocracia. Pretenden imponer una sonrisa, encuesta y listo, suficiente para hacer lo que le parezca. Juegan al nosotros o ellos, no diferencian ni valoran la pluralidad, el reconocimiento. Se suman con el verbo para llamar al igual que los revolucionarios siglo XXI  a los oponentes como enemigos. Retan a la radicalización para mantenerse en el escenario.

Los dirigentes políticos están obligados a tomar decisiones a favor de los ciudadanos. Las Leyes no pueden seguir siendo pisoteadas por habladores de pendejadas, que escasamente aprendieron a cambiar de ropa interior. La mayoría de los venezolanos está exigiendo, no rogando, el cambio de sistema político. Apuestan a la salida electoral. Esgrimen con razón, condiciones mínimas para avanzar en las elecciones presidenciales. No se puede seguir en manos de inexpertos y ambiciosos desmedidos, que a través de las redes sociales intentan manipular la percepción de las personas. Los acuerdos políticos son fundamentales entre factores de la alternativa democrática, para ir con propuesta unitaria a consolidar el objetivo de restablecer el sistema de libertades en suelo venezolano. La crisis general impuesta por el régimen, arrecia. Los débiles llevan la peor carga y sufrimiento de esa brutalidad. La legitimidad de la AN, y sus decisiones, es el bastión para indicar ruta y deshacer laboratorios auspiciados por inescrupulosos en contra del sistema de libertades, creyendo que la sociedad venezolana padece alzhéimer.

ARTURO MOLINA
@jarturoms1
www.jarturomolina.blogspot.com

27 octubre, 2019

A DOS AÑOS DE GOBIERNO DEMOCRÁTICO EN TÁCHIRA


EL AGUIJÓN

A DOS AÑOS DE GOBIERNO DEMOCRÁTICO EN TÁCHIRA

POR: ARTURO MOLINA

Táchira es tierra bondadosa, de hombres y mujeres formados para la acción, responsabilidad, estudio y el ejercicio del poder. El tachirense se levanta y realiza con entusiasmo su trabajo creador. Se ocupa de hacer producir la tierra con esmero e irradia cordialidad y sencillez. El compromiso con su tierra es perenne. Desde los rincones más apartados se enarbolan las banderas nacional y regional con ilusión y esperanza. El respeto a las ideas ajenas y el debate constructivo hacen de esta tierra un bastión en la opinión política nacional. Caudillos, dictadores y demócratas han surgido de sus entrañas. Cada uno tiene el sitial que corresponde en la memoria de la historia.

La participación ciudadana se hace sentir en todos los ámbitos, y en lo electoral se destaca. Aprueba o rechaza propuestas, y observa con meditación la coherencia e incoherencia de los que aspiran sitiales de representación popular. El voto ha sido su herramienta para aceptar o castigar a sirios y troyanos. Es uno de los Estados que desde el alto poder nacional es tratado con desprecio permanentemente por el solo hecho de resistirse a aceptar imposiciones y abusos. La elección de la gobernadora Laidy Gómez en octubre 2017 marca un antes y un después en el hacer del poder regional, porque le toco gobernar en la escasez, desorden e improvisación del ente nacional, aunado a la mezquindad política que en ellos reina.

Las posturas ideológicas esgrimidas por los revolucionarios siglo XXI, no han podido cristalizarlas en el Táchira. Nombran gobernantes paralelos e ilegítimos con altísimos presupuestos, para sabotear gestión y derrocarla, pero la joven gobernadora se ha plantado en el sitial dado por la mayoría de los ciudadanos, y presta a cumplir su compromiso, no cede ante las barbaridades y esquizofrenias del oficialismo. El tablero político lo mueve con sabiduría. Trabaja por un Táchira libre, y los escasos recursos los distribuyen en áreas prioritarias, destacando la salud, educación, vialidad, deporte, infraestructura. Atiende espacios de competencia nacional y municipal porque entiende que los problemas presentes perjudican a los tachirenses. Presenta proyectos de envergadura y exige se aprueben recursos que constitucionalmente le pertenecen al erario regional para realizar las inversiones requeridas. Aún negándoselos, ella avanza, nada la detiene.

A dos años de gobierno democrático en resistencia, hombres y mujeres hacen gestión con amplitud, trabajo incansable y desprendimiento. El domingo tres de noviembre tiene previsto realizar acto para esa conmemoración, la cita es a las 9.30 am, en pabellón Colombia de la ciudad de San Cristóbal. Laidy Gómez puede agradar o desagradar a algunos, pero nadie podrá negar su compromiso y voluntad por defender y trabajar a favor de los tachirenses.

ARTURO MOLINA
@jarturoms1
www.jarturomolina.blogspot.com

21 octubre, 2019

QUEJARSE NO AYUDA


EL AGUIJÓN 
QUEJARSE NO AYUDA
POR: ARTURO MOLINA 

Vivir afligido no es bueno para la salud, menos para la convivencia familiar y ciudadana. Hay seres que se entregan al derrotismo con los primeros movimientos que se registran en contra de sus pareceres. Afloran culpas en todas direcciones y se aferran a las especulaciones y exageraciones para verter sus consideraciones. Pasan a engrosar las filas de personas que deterioran el lenguaje y sienten la dificultad por culpa de otros. No son solución, son así mismos, problema. 

Las limitaciones son abundantes ante la ausencia de cultura. Trabajos de investigación han mostrado a lo largo de los años las diferencias abismales que se conjugaron en el hacer gubernamental para con los ciudadanos. Estereotipos surgieron a la luz de los acontecimientos en positivo o negativo, cada uno diseñado para sus pretensiones con miras a desmarcarse y negar los acontecimientos presentes. Tal vez, en ese mundo de desarrollo, conocimiento y crecimiento tecnológico fueron despreciados sus avances y con ello las recomendaciones sugeridas. La globalización hizo presencia y tanto gobernantes como gobernados estaban ausentes, distraídos, o simplemente perdidos. Diversas obras del brasileño Milton Santos describen esos momentos. 

Investigaciones como "El Caso Venezuela: Una ilusión de armonía" de Moisés Naim y Ramón Piñango, 1984, con publicación para 1988 de su cuarta edición. "El Laberinto de los tres Minotauros" de Manuel Briceño Guerrero, 1994. "Venezuela un acuerdo para el desarrollo" de autores diversos, agrupados en lo que denominaron Equipo Acuerdo Social,  desnudaban la realidad de la violencia, pobreza, desigualdad con propuestas incluidas para superarlas. No dudaron en dar a conocer sus exploraciones, pero la decisión no fue la correcta a quienes les correspondía, y el vicio de esconder para no reconocer, generó el resultado del mesías, vestido  bajo el ropaje militar para ultrajar y profundizar la brecha reinante entre los venezolanos. La publicación "Detrás de la pobreza, diez años después" de Pedro Luis España, algo indica en esa dirección. La abstención se impuso y con ello la barbarie. 

La estrategia del actual régimen político de llevar a su terreno el debate y bajo el manto de su lenguaje les ha dado resultados. Apuestan a la destrucción total del aparato productivo, servicios públicos deficientes, escasez de gasolina y gas doméstico es para los no alineados a su partido; salarios de miseria y sistema de salud deteriorado, energía eléctrica a cuenta gotas. Culpan de sus errores a otros, para imponerse en el poder. La película "Atentado en París", ilustra esos odios desde la esfera del alto gobierno. Corresponde a los sectores de oposición desmarcarse de la agenda de confrontación estéril propiciada por el oficialismo, erradicando en principio el uso del mismo lenguaje a través de expresiones constructivas y argumentos que enriquezcan el debate político.  Error garrafal arrojar a los brazos del oponente a quienes están de éste lado por simples diferencias. Los acuerdos deben surgir en el terreno de lo político, para derrumbar la anti política que se impone desde el régimen. 

La banalización y satanización de la política ha atornillado a los revolucionarios siglo XXI en el ejercicio de la gestión pública. Dialogar no implica entregar. Es hora de dar muestra de coherencia de parte de quienes apoyan el sistema de libertades como referencia para alcanzar el gobierno. Es imprescindible el cambio de modelo político para salir del atolladero. Educar a los ciudadanos, empoderarlos, organizarlos y salir con la bandera de la justicia a restablecer la libertad es garantía de triunfo, y eso viene por la vía del voto. Con reglas claras y nuevo CNE, sin dejarse arrastrar por estrategia del pesimismo, se consolidará la democracia plural, representativa, con inclusión de las minorías. La solución está adentro. Quejarse no ayuda. 

Arturo Molina 
@jarturoms1
jarturomolina @gmail.com


13 octubre, 2019

DOCENTES EN RESISTENCIA


EL AGUIJÓN

DOCENTES EN RESISTENCIA

POR: ARTURO MOLINA

Los docentes venezolanos se han mantenido en resistencia para evitar que el régimen alcance propósito de desaparecer la profesión, e invada las aulas de clase con marionetas de su cacle partidista. Los escenarios de humillación a los que han sido sometidos son evidencia de la depravación implementada contra el educador. La receta destructiva la han aplicado en todos los niveles y modalidades educativas con salarios pírricos y sistema de seguridad social mediocre, pisoteando derechos consagrados en la Constitución Nacional y Contratos Colectivos convenidos entre las partes, con aplicación de Ley Orgánica de Educación aprobada en 2009 por Asamblea Nacional de 2005, en su totalidad revolucionaria. La llamada reconversión económica le ha servido al régimen para empobrecer a los educadores y todos los ciudadanos en general. Las Gobernaciones de Estado han sufrido en carne propia la negación de los recursos para cancelar salarios justos a sus educadores, generándose desigualdad salarial entre estos y los docentes nacionales.

El oficialismo hace uso del desprestigio contra los dirigentes gremiales para camuflar sus verdaderas intenciones. A las universidades buscan bloquearles su presupuesto, y activan estrategia de ofrecimientos banales a estudiantes, personal administrativo y de apoyo con la finalidad de ganarlos a su objetivo centralizador para quebrar la autonomía conquistada en democracia. La protesta de hombres y mujeres que forman parte del sector apunta a la paralización total de actividades de no ser reconocidos sus derechos. El limbo jurídico creado por los revolucionarios siglo XXI trae malestar social. Padres y representantes ven con perplejidad la insensatez del oficialismo.

Aún con política excluyente del régimen, hay líderes que se han establecido políticas públicas en el área social para ayudar a paliar la crisis por la que se viene atravesando. Es así como en la Gobernación del Táchira y por impulso de la Gobernadora Laidy Gómez se sostiene esfuerzo de mantener sistema de seguridad social de atención a los funcionarios del Ejecutivo Regional, único en el país, sin reserva partidista, a través de convenios con empresas prestadoras de servicios en la materia, los cuales se incrementan en corto tiempo. Tal hecho acontece con empresas como CONAMEC, quien atiende a los funcionarios del ente centralizado en 25 especialidades médicas y varios exámenes, de lunes a viernes, allí entran los educadores activos, jubilados, incapacitados y pensionados. Con empresa FRASECA, para hospitalización y cirugía por un monto de tres millones quinientos mil bolívares (3.5000.000 bs), que cubre a los funcionarios de ente centralizado y descentralizado. También entran los educadores. Igualmente existe el servicio funerario para seis miembros de la familia de los funcionarios entes centralizado y descentralizado, orden ascendente o descendente (allí también están los educadores), incluso si los padres ya fallecieron, pueden ingresar a dos hermanos, convenio establecido con la empresa SERVIFRASECA, que oscila en tres millones quinientos mil bolívares (3.500.000 bs) y que a partir del mes de noviembre sube a cuatro millones de bolívares (4.000.000 bs).

Los educadores venezolanos exigen la atención integral. Son la sangre que nutre a las nuevas generaciones en proceso de formación académica. La desigualdad y atropello imperante desde el escenario de los revolucionarios siglo XXI les une y se mantienen en resistencia.

ARTURO MOLINA
@jarturoms1
www.jarturomolina.blogspot.com