botones

25 noviembre, 2016

¿DÓNDE ESTÁ EL PILOTO?

EL AGUIJÓN

¿DÓNDE ESTÁ EL PILOTO?

POR: ARTURO MOLINA

El avión venezolano marcha con piloto automático. La autopista de la pobreza sigue su curso en crecimiento. El dólar negro sobrepasó la barrera de los dos mil bolívares, y se encuentra a escasos metros de los tres mil. El dólar del régimen sigue controlado, pero con descontrol. Diría el Chapulín Colorado: “calma, calma, que no panda el cúnico”, eso es lo programado por el oficialismo.

Hace dieciocho años se aplaudía el robo con la postura “robar no es malo, si es para comer”; hoy se sanciona a los que roban para comer, al punto de mostrar a través de los medios de comunicación, la foto de la mercancía recuperada (5 ahuyamas), en el medio, el ladrón detenido, flanqueado por dos funcionarios altamente armados y con la mirada hacia abajo. La proeza hecha realidad.

Hace dieciocho años se discurseaba en contra de la corrupción, y se hablaba de “freír la cabeza de los corruptos en aceite”, para acabar con ese flagelo; hoy se aplaude a los corruptos y se exige sanciones contra los denunciantes. Todo un apostolado a favor de la inmoralidad.

Con el piloto automático en marcha, el oficialismo guarda absoluto silencio sobre los narco sobrinos de la hoy primera dama Cilia Flores. A la exigencia de tratar el tema en el seno de la Asamblea Nacional (AN), la respuesta del régimen es de soberbia, trayendo como resultado la reafirmación de desacato de la AN, por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). El carbón arde y para pretender evitar  la llama, se baila salsa.

La inflación se tragó el dinero orgánico e inorgánico que en otrora el régimen esparcía a diestra y siniestra para conquistar voluntades en todo el territorio nacional. Ya un cartón de huevos se acerca a los cinco mil bolívares, y no hay billete para pagarlo. La magia se quedo corta en el arte del hacer desaparecer. La disputa por ganarse el control del contrato para producir nuevos billetes sin respaldo, debe tener al régimen apaciguando a sus enconados líderes.

En tiempo de incertidumbre cualquier cosa es buena. El señor Chuo Torrealba, flamante Secretario Ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), le anunció al país, que no creyeran en pajaritos preñados, el tal juicio político, moral, pretendido desde el seno de la AN al Presidente de la República, no existe en la Constitución, eran sólo amagos, para ver reacciones.

El hambre y la muerte arrecian en la sociedad venezolana, al igual que la corrupción y la desvergüenza en el Poder Ejecutivo. La pregunta de rigor ante el desmoronamiento del sistema de libertades es: ¿Dónde está el piloto?

ARTURO MOLINA
@JARTUROMS1

www.jarturomolina.blogspot.com