botones

01 abril, 2017

TE CREO NICOLÁS

EL AGUIJÓN

TE CREO NICOLÁS

POR: ARTURO MOLINA

La crisis venezolana vive cada momento con intensidad. El responsable del Poder Ejecutivo tiene salidas diversas a cada situación, sin importar si las mismas son creíbles o no, ante los eventos planteados, pero, escape es escape.

El escenario es siempre el mismo, crear el conflicto, aguantar unas horas, y luego presentar la solución a su conveniencia, para ganar tiempo y continuar violando el estamento legal establecido.

La presión internacional exigiendo al régimen se respete el Estado de Derecho, libertad de presos políticos y convocatoria a elecciones, recibió como respuesta lo que los revolucionarios siglo XXI aprendieron a hacer, dar Golpe de Estado, y se valieron de los leguleyos impuestos en la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia con las decisiones 155 y 156, para dejar sin efecto las atribuciones de la Asamblea Nacional, electa por más de 14 millones de ciudadanos el 6D 2015.

El oficialismo se acostumbró a gobernar sin límites. Los controles no son cómodos para su reinado y perjudican sus negocios, ante eso, es simple, aplican: El Estado Soy Yo. Expresión autoritaria que no vacilan en poner en práctica y desaparecen la autonomía de los poderes públicos, llevando a esos cargos a funcionarios- militantes, serviles a sus propósitos.

La declaración de la Fiscal General de la República es la respuesta del funcionario castrado, frustrado, cansado de ser sumiso del socialismo siglo XXI, y que recoge el diario oficialista Ultimas Noticias, en cuerpo de política del 31-03-2017:

Considero un deber histórico ineludible, no sólo como fiscal sino como ciudadana de este país, referirme a las decisiones del TSJ signadas con los número 155 y 156 de la Sala Constitucional, en dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional, una ruptura del orden constitucional. Es mi obligación manifestar ante el país mi alta preocupación por tal evento.

El representante del Poder Ejecutivo asume actitud vacilante ante el Golpe de Estado, -posterior a la declaración de la fiscal, antes guardo silencio- y achaca lo sucedido como algo natural entre las diatribas que se “pueden generar entre los poderes establecidos”, tratando de evitar ser señalado como conocedor y artífice en lo acontecido por la magnitud de esas decisiones:

Llamo a que este impasse sea superado lo más rápido y con la mayor calidad posible. Todos los días surgen tensiones y conflictos, yo me imagino cuántas tensiones y conflictos surgen entre la vida diaria del Ministerio Público, el Poder Moral Republicano y el Poder Judicial”. (UN-31-03-2017).

La irresponsabilidad arropa a la clase dirigente del socialismo siglo XXI. Juegan con la paciencia de los venezolanos y generan un impasse=callejón sin salida, obviando los conflictos y tensiones que padecen  todos los días las familias venezolanas por la insensatez de su régimen político-económico-social, al propiciar la miseria como bandera de vida.

La democracia venezolana vive momentos de apremio. La dictadura arrecia para imponer sus condiciones de vida. La libertad de expresión y de información es reducida por la vía de la censura y auto-censura.

La decisión de la Sala Constitucional del TSJ de dar Golpe de Estado al poder Legislativo Nacional, trae consigo responsabilidades penales que no pueden ser zanjadas en reunión entre revolucionarios para tapar la realidad.

Los ciudadanos rechazan ser tratados como esclavos y resisten constitucionalmente el arrebato presidencial y su socialismo siglo XXI. Las elecciones son la vía para superar las diferencias.

ARTURO MOLINA
@JARTUROMS1
www.jarturomolina.blogspot.com