botones

03 junio, 2017

EN JUEGO LA LIBERTAD Y PROPIEDAD PRIVADA

EL AGUIJÓN

 EN JUEGO LA LIBERTAD Y PROPIEDAD PRIVADA

POR: ARTURO MOLINA
@JARTUROMS1

La crisis política, económica y social impulsada por el régimen de Nicolás en el espacio geográfico venezolano “parece” ha llegado a un punto sin retorno.

La implementación forzosa que adelanta el oficialismo para aplicar el fraude constituyente ha dado como resultado el desprendimiento de algunos sectores que le apoyaban para solicitar públicamente se desista de tal aberración. Pero al igual que eso, también otras parcelas allí comprometidas han asumido la defensa como si se tratara de su propia vida, y proceden a descalificar a los desertores.  

El control social adelantado por el oficialismo en la diversidad ciudadana, le permite con elecciones amañadas legitimar el militarismo-comunismo-fascista en contra de la voluntad del soberano, que en un 85% la rechaza. En ese porcentaje entra el ciudadano que apostó a cambios y obtiene como respuesta incremento de la miseria y el sometimiento.

El régimen militarista-comunista-fascista en su planificación impositiva ha cerrado los caminos democráticos. Cada protesta a esa actitud es atendida con la inclemencia de la represión, abuso y muerte. Los allanamientos ya no son sólo en urbanizaciones, ahora también se generan en los barrios. La bulla generada desde adentro, la tapan con la humillación y el descrédito al contrario.

Los acontecimientos internacionales delatan movimientos que se generan desde fuerzas externas (golpistas, fascistas, comunistas) que pretenden profundizar la colonización del territorio venezolano, para su explotación y enriquecimiento, contando con el favor de sus serviles al frente de la administración pública nacional.

El reclamo de los venezolanos por el derecho a la alimentación, seguridad, educación de calidad, salud, trabajo, libertad de expresión, ha sido permanente. La disposición a resolver los problemas por la vía pacífica y constitucional es su bandera. La juventud se bate en la calle dejando su vida en defensa de la patria y sus valores.

La canalización y acción disciplinada, organizada, pacifica, de las convocatorias de protesta contra la pretensión oficialista de darle rango constitucional al hambre y la opresión, deben ser concienciadas en los actores políticos y sociales, para dar respuesta contundente en la calle.

Los ciudadanos tienen derecho a pensar distinto en el marco del sistema de libertades, no así en sistema de dictadura y bajo control férreo de tiranos.

A la lucha de estos más de 60 días, ahora también es por la defensa de la Libertad y la Propiedad Privada. Así de sencillo.

ARTURO MOLINA

jarturomolina@gmail.com