botones

24 junio, 2017

TODOS SOMOS NECESARIOS

EL AGUIJÓN
TODOS SOMOS NECESARIOS
POR: ARTURO MOLINA
@JARTUROMS1

El régimen de Maduro y el PSUV, apuran el deterioro de la propiedad privada y el aparato productivo nacional para fortalecer su política de control social y someter a los venezolanos a sus designios, a través de Constituyente fraudulenta, para eliminar la República e imponer el Estado Comunal, sustentado en la propiedad social, donde usted tiene obligaciones, pero no goza de derecho alguno,  todo lo decide el tirano.

La implantación de la miseria como modo de vida por parte del régimen ha generado rechazo sistemático por parte de los ciudadanos, creando severas molestias en los tiranos, quienes apelan al populismo y ofrecen 20.000 plazas de empleo para los jóvenes, cuyo “único requisito” es la presentación del carnet de la patria. Anuncian la activación de los centrales azucareros, empresas de cemento, de cabilla, aluminio, y dotaciones de insumos a hospitales y atenciones de 24 horas diarias a los pacientes y ciudadanos en general. Mientras eso dicen, sus lacayos visitan clínicas privadas y les roban los insumos que allí mantienen para el cuidado de sus pacientes. Nadan en la mentira y el estiércol, esas son sus credenciales.

Igual desfachatez y abuso sucede para la obtención de alimentos, y el deterioro en la prestación de los servicios públicos, (agua, energía eléctrica, gas domestico, educación), pero se registran inversiones en otros países para solventar la situación.

La protesta no violenta ha proporcionado al mundo evidencias contundentes sobre la presencia de gobernantes contrarios al sistema de libertades en suelo venezolano, enfureciendo aún más a los dictadores, quienes asesinan a mansalva a jóvenes que luchan a favor de la democracia; persiguen, detienen y siembran evidencia a disidentes políticos, aplicando la tortura psicológica y física como estrategia para sembrar el terror en los ciudadanos.

La Constitución Nacional establece mecanismos para defender los acuerdos establecidos para la convivencia ciudadana en caso de ser violentados. La desobediencia civil es el recurso que debe asumir cada venezolano, sustentado en los artículos 333 y 350 de la misma.

La organización ciudadana es fundamental para alcanzar el éxito en la lucha a favor del sistema de libertades. Los Comités por la Defensa de la Democracia es la vía para articular el disentimiento ciudadano hacia la dictadura y evitar la implantación del comunismo fascista En cada cuadra, vereda, manzana, vecindario, núcleos familiares, es imperativo constituirlos y activarlos. Participamos todos para evitar la catástrofe, o perdemos todo lo que se ha construido y conseguido con esfuerzo y sacrificio, para asumir la sumisión, esclavitud, miseria, hambre y muerte obligada como sistema de vida.

La protesta no violenta en la calle, pero endurecida, y organizada, es la ruta para desalojar al tirano del poder. Todos somos necesarios.

ARTURO MOLINA

www.jarturomolina.blogspot.com